Pillsbury Latin America | Hablar el idioma: Evaluación de la cobertura de seguro en América Latin
Perspectivas Juridicas
This links to the home page
Blog
Filtros
  • Hablar el idioma: Evaluación de la cobertura de seguro en América Latin
    01/14/2019
    Por Xandra Bernardo y Julia de la Parra

    América Latina sigue siendo un mercado importante para el desarrollo y la expansión de empresas; sin embargo, la cobertura de seguro para empresas radicadas o que hacen negocios en la región está muy por debajo del nivel necesario para estar lo suficientemente protegidas de ciertos riesgos. Para evaluar el tipo de cobertura con la que cuentan empresas que operan en América Latina, varias habilidades especializadas son importantes; por ejemplo, un aspecto fundamental al evaluar reclamos y programas de cobertura es la oferta de idiomas en la que dichos programas están escritos. Las pólizas marco para empresas radicadas en Estados Unidos y pólizas globales para empresas multinacionales normalmente están redactadas en inglés. Las empresas con operaciones u oficinas en América Latina también cuentan con pólizas locales redactadas en español y/o portugués.

    Todas estas pólizas—estén en inglés, español o portugués—incorporan lenguaje propio de la industria de seguros, con términos, condiciones y cláusulas que son específicas de dicha industria. Asimismo, es importante tener en cuenta el tipo de cobertura para la cual se emitieron las pólizas, además de una apreciación de las condiciones políticas, ambientales y sociales del país en el que se contrata la cobertura. Para poder entender correctamente y evaluar los programas de seguro y reclamos de compañías que operan o tienen lazos con América Latina, es fundamental que las pólizas sean examinadas por asesores de cobertura con experiencia en los factores específicos de cada uno de estos países y fluidez en el idioma de cada.

    También resulta fundamental entender la legislación y regulaciones de la industria que sean específicas del país en el que se encuentra la propiedad o las operaciones del titular de la póliza. Estas leyes y regulaciones pueden modificar considerablemente la cobertura proporcionada e incluso privar de eficacia a las pólizas. A modo de ejemplo, en Argentina se han anulado pólizas emitidas por una aseguradora extranjera no autorizada; y en México, un organismo regulador ha expresado que la contratación de seguro extranjero no solo es incompatible con la ley de seguros mexicana, sino que puede constituir un delito penal. Las leyes y regulaciones locales también pueden incidir en aspectos tributarios y contractuales de las pólizas.

    Más aún, a raíz de los desafíos y posibles riesgos que presentan las operaciones en América Latina, resulta fundamental que las empresas que realizan negocios en la región se aseguren de contar con cobertura de seguro suficiente. Para abordar estas preocupaciones, las empresas que realizan negocios en América Latina posiblemente tengan que contratar pólizas locales en los países en los que operan. Muchos proveedores globales de seguro actualmente ofrecen los denominados “Controlled Master Programs” (programas marco controlados por la casa matriz de la entidad aseguradora). Los CMP ofrecen una póliza marco emitida en Estados Unidos o Londres, con pólizas locales que cumplen con las leyes y regulaciones específicas del otro país. Para garantizar suficiente cobertura, es preciso entender en qué medida se necesita contar con pólizas locales y la interacción de dicha cobertura con las pólizas globales emitidas en EE.UU. o Londres.

    Sin bien no es exhaustiva, la siguiente lista de tipos de cobertura debería ser considerada por empresas que operan en América Latina, dependiendo de la coyuntura existente en los países en que operan:

    Seguro de daños patrimoniales. En los últimos años, América Latina se ha visto sacudida por una serie de catástrofes naturales. A fines de 2017, los huracanes María e Irma devastaron las islas del Caribe. En septiembre de ese mismo año, un sismo de 7,2 grados en México hizo colapsar cientos de edificios en Ciudad de México y sus alrededores. Graves inundaciones y aludes han hecho estragos y destrozados edificios y bienes en todo Sudamérica. Los daños provocados por estos desastres naturales son especialmente devastadores en América Latina, ya que tienden a afectar a áreas densamente pobladas y desarrolladas. Por ello, es extremadamente necesario que las pólizas de seguro de daños patrimoniales ofrezcan cobertura que atienda a los daños sufridos como consecuencia de desastres naturales. Las pólizas también deben proporcionar suficiente cobertura con motivo de la interrupción en los negocios por la pérdida de ingresos (lucro cesante) sufridos por las empresas que no pueden operar como resultado de tales desastres.

    Seguro de responsabilidad civil. La cobertura de responsabilidad general comercial es fundamental en cualquier programa de seguro. Sin embargo, es particularmente importante para empresas mineras y de construcción en América Latina, donde dichas industrias continúan expandiéndose. La región ya ha visto varios fracasos estructurales de alto perfil, entre los que se incluyen el colapso de edificios, minas y diques — accidentes que se han resultado en fatalidades y han provocado grandes daños patrimoniales a terceros. Empresas que participan en proyectos similares en América Latina deben contratar cobertura de responsabilidad general comercial para tener protección a estas situaciones.

    Seguro contra riesgos cibernéticos. La amenaza de ataques cibernéticos contra empresas radicadas o que operan en América Latina ha tenido un crecimiento exponencial. Casi la mitad de las empresas en América Latina y el Caribe han sufrido este tipo de ataques en los últimos años. En México, el 92% de las empresas han sido víctimas de ataques cibernéticos, resultando en el hurto o la eliminación de información. Los ataques contra estas regiones presentan amenazas para los datos personales, las operaciones bancarias y los programas de infraestructura crítica. La pregunta ya no es si una compañía que opera en América Latina sufrirá un ataque, sino cuándo. En consecuencia, el seguro contra riesgo cibernético es un componente fundamental de los programas de seguro para empresas que operan en la región.

    Seguro contra riesgo político. La rapidez de los cambios en la escena política en los países de América Latina presenta nuevos desafíos y posibles riesgos para las empresas que operan allí. Los recientes enfrentamientos políticos en Nicaragua y Honduras han generado violencia entre los manifestantes y los actores gubernamentales. La situación en Venezuela ha causado inestabilidad en toda la región. Durante su campaña, el nuevo presidente de México prometió nacionalizar la industria petrolera del país, siguiendo los pasos Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina en la nacionalización de empresas privadas. El seguro contra riesgo político puede aportar protección contra algunos de estos riesgos. Las coberturas habituales incluyen: (i) expropiaciones gubernamentales, tales como la nacionalización de la industria; (ii) daños o pérdidas de ingresos a causa de violencia política provocada por fuerzas del gobierno o actores no gubernamentales; (iii) imposibilidad de ejecución de un contrato debido a sucesos políticos; y (iv) pérdidas incurridas cuando los gobiernos declaran la inconvertibilidad de la moneda local, imposibilitando el cambio de divisas. A fin de determinar las necesidades específicas de cobertura contra riesgo político, es preciso entender al panorama político de la región que, en el caso de Latino América, fluctúa tanto a corto como a largo plazo.

    Es esencial prestar detallada consideración a temas de cobertura para garantizar que las empresas que operan en América Latina estén resguardadas de riesgos políticos al realizar negocios en la región. Asesores de cobertura con experiencia en pólizas y reclamos en América Latina pueden ayudarle a evaluar el riesgo en medio de las complejidades y circunstancias que se presentan al operar en la región.